No sé por qué siempre tiendo a asociar la palabra “final” con algo triste.

 

Esta vez, no es el caso: el pasado viernes tuvimos los exámenes finales del máster (¡viva el surrealismo!) y ya sólo nos queda entregar el proyecto de internacionalización y presentarlo dentro de unos días… ¡y luego, la libertad!

Se avecinan cambios en mis planes de verano; permaneced en sintonía.

 


I don’t know why I always tend to relate the word “end” with something sad.

But that’s not the case this tine: last Friday we had the last exams of the master’s course (soooo surreal) and we only have to submit and present our internalization project in a couple of days… after that, freedom!

 Winds of change over my plans for the summer –stay tuned.

 

 

Listening to Forever Lost by The Magic Numbers